Imprimir
Categoría: Blog
Visto: 1172


Diversos actores se reúnen en el ojo de agua de Pantanal para sumar esfuerzos en apoyo a la comunidad

― Cristian, mañana a las 11 AM estás ocupado?

Era casi la media noche del sábado y Sergio Barba cerraba el día con ese mensaje, así sin más, pero supuse que debía ser algo importante. Gala Pelayo y yo habíamos quedado en reunirnos la mañana del domingo para trabajar en la planeación de las próximas sesiones del Green Time.

A la mañana siguiente, Sergio me comentó brevemente que varias personas se reunirían con vecinos de Pantanal, para revisar algunas descargas contaminantes al ojo de agua y apoyar en una limpieza en el balneario. Sin más, le pregunté a Gala si podía acompañarme y después de esa actividad revisar los otros temas pendientes.

Ni Gala ni yo conocíamos el ojo de agua, así que aplicamos la de “preguntando se llega a Roma” y alcanzamos al equipo allá. Para nuestra sorpresa, además de Sergio nos encontramos a Julieta Mejía, Presidenta de la Comisión de Ecología y Protección al Ambiente del Congreso del Estado, acompañada de su equipo; Luis Ruiz, Presidente del Comité de Acción Ciudadana; Rosa López, Tesorera del Comité de Acción Ciudadana; Leticia López, voluntaria en el cuidado del ojo de agua; Germán De La Rosa, Juez de la comunidad; Damián Rosales, representando al Ejido; además de Mario Almago, biólogo especialista en conservación de planta nativa.

Haciendo a un lado la pena por ser los últimos en llegar y el bochorno porque Sergio me presentara como “el experto en agua”, Gala y yo intentamos subirnos a un tren en marcha, tratando de ponernos al tanto sobre el propósito de la reunión y descubrir qué podríamos aportar realmente. Lo que inicialmente asumimos se trataría de una limpieza de espacios públicos se había tornado en algo de mucho más peso. Después nos enteraríamos de que la actividad había sido convocada por Julieta, en atención a la preocupación de los propios vecinos por situaciones que se estaban generando en el venero.

Pantanal es una localidad en el municipio de Xalisco, Nayarit, con cerca de 3,231 habitantes (bebés más, difuntos menos), una población mayoritariamente femenina, con una edad promedio de 24 años y una escolaridad promedio de nueve años cursados. La memoria histórica del lugar es resguardada por 307 adultos mayores; los originarios del lugar que vivieron su infancia ahí narran que el ojo de agua era un sistema con siete veneros, que en tiempo de lluvias formaban una gran pileta a la cual se podía saltar desde las escaleras. La tradición local incluía que el 24 de junio, la gente se levantara muy temprano para bañarse en las piletas antes del amanecer, para después tener una misa en el lugar; una tradición parecida a la de los tepicenses que suben el Cerro de San Juan o quienes suben las pirámides de Teotihuacan en el día de la primavera.

Hoy en día, solamente se mantienen dos piletas con tres nacimientos de agua, la tradición del baño en la madrugada del día de San Juan se ha desvanecido. El crecimiento de la mancha urbana, las actividades agrícolas y ganaderas, así como el relleno del espacio con escombros para ampliar algunos terrenos colindantes, están amenazando el ojo de agua y los servicios ambientales que éste ofrece a la comunidad. Aunado a eso, el incremento de la violencia en la zona ha generado fragmentación social y pérdida de identidad, la sombra de las adicciones asecha a la juventud, así como el riesgo de que éstos sean reclutados por la delincuencia organizada.

Si hacemos un esfuerzo por ver el vaso medio lleno, encontraremos 367 niños en edad para cursar la educación primaria, 185 en edad de secundaria y 198 para preparatoria. Una fuerza juvenil de 627 jóvenes, entre 15 y 24 años, podrían darle un giro a la historia de Pantanal y su ojo de agua.

Por ello, en una charla con Luis, Rosa, Leticia y Sergio, Gala y yo propusimos apoyar como parte de Voluntad Organizada A.C. (Voluntad Organizada A.C.) para implementar un proyecto piloto dirigido a las y los jóvenes de la localidad, replicando el modelo del proyecto “Sociedad Consciente, Ambiente Sano” que dio origen a nuestra organización. Planteamos trabajar con jóvenes de las cuatro escuelas de Pantanal para formar equipos de promotores ambientales juveniles para que apoyen al Comité de Acción Ciudadana en la labor de concientización de otros jóvenes y adultos. Es decir, un proceso de acompañamiento para el empoderamiento de las y los jóvenes, que les permita fortalecer su identidad y capacidades, apropiándose del patrimonio natural y cultural de su comunidad, para contribuir al desarrollo sostenible de la misma. En una convocatoria que abriremos posteriormente, las niñas, los niños y adolescentes podrán diseñar la señalética para el ojo de agua, para lo que Gala ofrecerá asesoría como turismóloga. Además, estos equipos de promotores podrán vincularse a nuestra red JovenEsDesarrollo (JXD) y al capítulo juvenil de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN Youth) de la que somos parte. Nos comprometimos todas las partes, el Comité de Acción Ciudadana, Escuadrón Mochila y Voluntad Organizada A.C., a unir fuerzas y sumar a otros actores para lograrlo.

Por su parte, Julieta sostendrá una reunión la próxima semana con funcionarios de la Dirección Local de la Comisión Nacional del Agua para el Estado de Nayarit, con el afán de resolver aspectos sobre la delimitación del polígono del espacio, regular su uso y aprovechamiento. Mario y otro equipo de profesionales, trabajarán en una zonificación del espacio para separar las áreas recreativas del balneario de los lugares destinados a otras actividades, como el lavado de ropa o aseo del ganado. En tanto Sergio y otros integrantes de Escuadrón Mochila, trabajarán en una serie de entrevistas en video a los adultos mayores que vivieron la historia del lugar. Las autoridades locales, es decir, el Comité de Acción Ciudadana, el Comisariado Ejidal y el Juez de la comunidad, apoyarán recabando información útil, facilitarán y darán seguimiento a la implementación de todas las actividades antes planteadas.

Además de todo lo anterior, las y los voluntarios que asistieron a la reunión juntaron cerca de 18 costales de basura y se plantaron 10 tronadoras y 2 fresnos, para esto último, Mario aprovechó la oportunidad e hizo énfasis en la importancia de emplear plantas nativas y aptas para el lugar en las labores de reforestación.

Así, los diversos actores que inciden en el desarrollo local, podremos sumar fuerzas y organizar nuestras voluntades para contribuir al desarrollo de Pantanal, incluyendo la conservación y aprovechamiento sustentable de sus espacios naturales, promoviendo la apropiación y fortalecimiento de los rasgos culturales que le dan identidad a la comunidad y, eventualmente, impactando positivamente a su crecimiento económico.

 

Cristian Becerra Monroy

Cristian Becerra Monroy
¡Seamos parte de la solución!

 

Enlace de Interés: